baño de agua fría

7 razones para probar el baño de agua fría

¿Qué harías si te dijera que tomar un baño de agua fría al despertar te hará empezar el día con el pie derecho? Seguramente me preguntarías algo como: ¿qué tiene que ver el agua o una ducha con mi estado de ánimo? Veamos.

El agua es imprescindible para tener vida. Gracias a ella se cumplen múltiples procesos dentro de nuestro organismo, de hecho, el 70% de nuestro cuerpo es agua. Sin embargo, sus beneficios no son simplemente internos, externamente también nos aporta muchas ventajas que favorecen nuestra salud tanto física como psicológica.

Sé que la idea de ducharse con agua fría no suena muy alentadora porque ese choque de temperatura al comienzo puede ser incómodo, pero, si eres una persona que sufre de ansiedad o depresión, que le cuesta pararse por la mañana o que tiene problemas de productividad, un baño de agua fría será beneficioso para ti.

¿Ducharse con agua fría? Sí, 7 razones por las que debes hacerlo

Prepárate para despejar tu mente, relajarte y comenzar un nuevo día con energía.

1. Ducharse con agua fría activa la mente y el cuerpo

Desde que cae la primera gota de agua fría en algún lugar de nuestro cuerpo, los receptores térmicos envían una señal de alerta al cerebro para que active al organismo y responda ante la sensación de frío.

Entonces, el conjunto de todas estas reacciones en tu cuerpo elimina la sensación de cansancio, ayuda a despejar la mente al mismo tiempo que la activa y te llena de energía por el efecto de la adrenalina.

2. Activa al sistema nervioso y te ayuda a estar atento

La secreción de noradrenalina activa al sistema nervioso y causa que de inmediato estés más atento, ayudando también así a mejorar la concentración.

3. Mejora la actividad cardiovascular

El choque de frío en nuestra piel hace que de inmediato nuestra frecuencia cardíaca se incremente, provocando la contracción de los vasos sanguíneos y que la sangre fluya a mayor velocidad.

De esta forma todos nuestros tejidos, órganos y músculos reciben sangre cargada de oxígeno que beneficia los procesos que se dan en cada área.

Pero, para las personas que sufren de alguna enfermedad cardiovascular, el aumento de la frecuencia cardíaca y la contracción de los vasos sanguíneos podría llegar a ser contraproducente. Por este motivo, practicar las duchas de agua fría deben ser consultadas primeramente con su médico.

4. Baño de agua fría para la ansiedad

Tu estado de ánimo se verá beneficiado si tomas una ducha de agua fría por la mañana, ¿por qué? Porque la secreción de noradrenalina hará que sientas una sensación de relajación, aliviando así la ansiedad y despejando la mente para pensar con más claridad, entonces, sentirás un alivio de los síntomas del estrés en general.

Para las personas que sufren de ansiedad, someterse a un baño de agua fría diariamente podría ayudar a que su organismo responda mejor ante situaciones de estrés.

Por otro lado, también puede generar un cambio psicológico significativo para mejorar la manera en la que enfrentas el miedo y la manera en la que respondes ante situaciones incómodas.

5. Mejora el insomnio

Se ha comprobado que el agua fría ayuda a relajar los músculos tensos, lo que provoca una mejor conciliación del sueño.

De hecho, atletas como Cristiano Ronaldo han dicho en entrevistas que realizan un baño de agua fría de vez en cuando luego de sus entrenamientos para relajar los músculos.

6. Mejora la productividad y reduce la depresión

Gracias a la activación de la mente y cuerpo, ya que nos llenamos de energía y tenemos mayor lucidez, haciendo que tengamos un día más productivo, organizado y con buen humor.

El mismo principio de activación comportamental alivia síntomas de la depresión debido a una segregación de neurotransmisores de la felicidad como serotonina, endorfinas y dopamina pocos minutos después del baño de agua fría.

7. Aumenta la fuerza de voluntad

Tomar una ducha de agua fría por la mañana implica coraje, tu mente se verá forzada a decirle a tu cuerpo que es momento de levantarse y comenzar el día.

Practicar tu fuerza de voluntad con esta acción hará que inconsciente o conscientemente la apliques en diferentes áreas de tu vida.

Los retos superados ayudan a reforzar la autoestima. Aunque al principio puede ser la acción más difícil del mundo, si lo haces con regularidad comenzarás a ver los beneficios en tu productividad y en la regulación de tus emociones frente a las situaciones que más te incomoden.

¿Cómo empezar con las duchas de agua fría?

Esto es un hábito en el que hay que trabajar, es decir, hay que prepararse y crear las señales que dispararán la acción.

Mis consejos para que comiences a crear el hábito de ducharte con agua fría:

Elige cómo quieres comenzar

Puedes hacer como hacen muchos y simplemente meterte de golpe bajo la regadera de agua fría y sentir la experiencia. Pero, si esta idea te suena muy fuerte, puedes comenzar con un baño de agua tibia e ir bajando poco a poco la temperatura con el pasar de los días.

Logra permanecer por lo menos 30 segundos debajo del agua fría la primera vez.

Hazlo todos los días

Mantén el ojo en la meta. Si desistes un día seguramente lo harás al día siguiente y así sucesivamente. Sé consecuente con lo que quieres y practica la fuerza de voluntad para lograrlo, solo así lo podrás hacer un hábito y observarás los beneficios de bañarse con agua fría.

Si lo prefieres, puedes calentar tu cuerpo antes

Aunque hay muchas personas que son partidarias de ducharse apenas al levantarse, quizás al comienzo esto pueda ser un poco fuerte. Practica un poco de ejercicio o yoga para calentar tu cuerpo y relajarlo, luego espera a que vuelva a su temperatura normal y date esa ducha que terminará de darte la energía que necesitas.

Celebridades, atletas y empresarios exitosos como Lady Gaga, Cristiano Ronaldo y Jack Dorsey, han implementado desde el comienzo de sus carreras el hábito de ducharse con agua fría con diferentes propósitos, sin embargo, es posible notar que ese hábito ha sido una parte de sus grandes éxitos hoy en día.

No por nada se dice que bañarse con agua fría es un hábito de personas exitosas.

Eso sí, si sufres de estrés, ansiedad o depresión y estás buscando un método para tratarte, lo primero que debes hacer es asistir a terapia psicológica. Esa es la verdadera forma en la que sabrás cuáles hábitos debes implementar en tu vida diaria para combatir tu trastorno.

Solicita una cita conmigo para tratar tu caso en específico.

También te invito a conocer otros usos y beneficios del agua helada. Para leer más solo tienes que clicar la imagen aquí abajo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *