como la musica ayuda a estudiar

¿Cómo la música ayuda a estudiar?

La música evoca emociones, sentimientos, energía, pasión, positivismo… Es algo que nos encanta y que muchas personas piensan que sin ella no se podría vivir. Por ese motivo, múltiples universidades y organizaciones científicas han estudiado sobre los beneficios de la música y cómo la música ayuda a estudiar.

Este ha sido un tema muy debatido en la última década. Hay muchas opiniones encontradas y factores que influyen en el hábito de escuchar música mientras estudias o trabajas.

Entre los factores más comunes están: el ambiente de estudio o trabajo, el género musical que se escucha y nuestra propia disciplina para completar las actividades.

Además, hay momentos o tareas que podrían tener un fondo musical relajante, pero también hay ocasiones donde es mejor el silencio. Veamos cómo la música ayuda a estudiar realmente.

Estudiar con música: ¿sí o no?

Todos tenemos una técnica de estudio diferente, a algunos les gusta aislarse por completo, a otras personas les funciona mejor estudiar en grupo y hay otras que prefieren apagar el ruido externo y de sus pensamientos con unos audífonos y un buen playlist.

Estudios realizados por la Universidad de Stanford de Estados Unidos, concluyeron en que las canciones que contienen letras podrían tener el efecto contrario cuando buscamos concentración para enfocarnos en el estudio.

Por otro lado, al comienzo de la década de los 90 se desarrolló la teoría del Efecto Mozart. Esta teoría tenía como premisa principal que escuchar las melodías de Mozart o cualquier música clásica hacía que las personas desarrollaran mejor su inteligencia para el estudio y su vida en general.

Fue por ese motivo que se les recomendaba a muchas madres gestantes que le colocaran música de Mozart a su bebé mientras aún estaba en su vientre y luego para dormir cuando ya naciera el bebé.

Sin embargo, esta teoría ha sido refutada por diversos científicos a lo largo de los años que aclaman que el estudio no confirma que se trate de una mejora en la inteligencia, sino que mejora el razonamiento del espacio-tiempo.

Así mismo, un estudio publicado por el Journal of Neuroscience, confirma que escuchar música amplía y promueve las conexiones neuronales encargadas de estimular la concentración y el intelecto.

Desventajas de estudiar con música

  • Si la música tiene tonalidades muy altas, te desconcentrarás debido a que ese tipo de canciones evocan alegría y entusiasmo.
  • Si la música tiene letra y es en un idioma que entiendes, lo más probable es que al poco tiempo de haberla puesto comiences a tararear y termines desconcentrándote.
  • La música con volumen muy alto suele dificultar la concentración y alterar el estado de ánimo.
  • La música que siempre escuchas y te gusta te hace querer cantarla o disfrutarla escuchándola y te aleja de tu objetivo real.

Ventajas de escuchar música y estudiar

  • La música en tonalidades bajas y con melodías agradables sin letras, podría ayudarte a bajar tus niveles de ansiedad o estrés cuando te preparas para estudiar.
  • Mejora el estado de ánimo, lo cual ayuda a que estés más motivado por conseguir lo que deseas.
  • Si se trata de una jornada de estudio larga y extenuante, la música podría darte ese empujón extra de resistencia y energía que podrías necesitar.
  • La música podría ayudarte a estimular la memoria asociativa, ya que podrías recordar conceptos claves más rápido si los enlazas a una canción que siempre escuches.

Como podemos ver, no todo es totalmente negro ni totalmente blanco. Hay personas que utilizan la música para estudiar desde hace mucho tiempo y les funciona, mientras que hay otras personas que prefieren no hacerlo.

Si quieres empezar a estudiar con música, hay algunas cosas que debes tener en cuenta.

Factores a tener en cuenta para estudiar con música

  • Si lo que estás buscando es absoluta concentración y armonía para crear un ambiente de estudio óptimo, puedes buscar un playlist de música de meditación o sonidos relajantes de la naturaleza.

 

Eso sí, debes escucharla con un volumen muy bajo, que sea simplemente un fondo que te ayude a concentrarte.

 

  • Si la tarea que realizarás requiere de más dinamismo, es decir, menos memorización y más tareas repetitivas, podrías escuchar canciones con melodías un poco más rápidas, pero siempre sin letras.

De la misma forma, intenta que solo sea un fondo para que no te distraiga de tu tarea real.

  • Aléjate de la radio o de métodos de reproducción aleatoria, crea tu propia lista de canciones dedicadas para tu estudio.

No todas las personas obtienen beneficios de estudiar con música, así que si eso no es lo tuyo no te preocupes. Aquí te dejo otras 7 estrategias de estudio que pueden ser justamente lo que andas buscando para mejorar tus notas.

Lo que sí debes tener muy presente es que si crees que tienes un problema de concentración muy grave y no logras rendir lo suficiente en tus estudios, podrías estar sufriendo de algún trastorno psicológico que te impide lograr una calidad de estudio óptima.

Si deseas saber qué te está ocurriendo o descubrir métodos de estudios efectivos de la mano de la psicología, puedes agendar una cita conmigo para trabajar en tu concentración y poder darte las herramientas que necesitas para optimizar tu estudio.

Si te interesa seguir mi contenido sobre psicología aplicada a la prorastinación, ansiedad y autoestima te sugiero seguirme: @disciplina.te

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *