Aceptación radical

Aceptación radical: qué es y 6 tips para practicarla

Aceptación radical es una de las virtudes que propongo para una vida plena (si quieres saber sobre las otras virtudes clica aquí), sin embargo, la aceptación es la virtud del anciano sabio y por eso muchos jóvenes aún no la han desarrollado.

Si lo piensas, todas las personas alguna vez, nos sentirmos atrapadas en una burbuja de miedos, inseguridades, exigencias, comparaciones, insatisfacciones, entre muchísimas cosas más, que nos alejan de vivir una vida plena, con bondad hacia nosotros mismos y, para romper de una vez por todas esta burbuja, es necesario practicar la aceptación radical.

Saber aceptar las cosas es el primer paso para tener una vida más armoniosa, nos permite aceptar la realidad tal como se nos presenta y sobrellevar los sentimientos de una manera que podamos sanar más rápido.

Puede que suene como algo muy cliché decirte que debes aceptar las cosas como son y punto, ya que el enfoque de esto va mucho más allá y tienes que entender por qué.

Si aún no sabes de qué se trata la aceptación radical, en este post te lo explicaré al detalle y, además, te daré los consejos que necesitas para que aprendas a cómo trabajar la aceptación.

Aceptación radical: ¿qué es?

La aceptación radical se trata de una regulación emocional que te ayuda a aceptar los hechos tal y como son, sin juzgarlos, sin sobre pensarlo. Te permite ver más allá de lo que te está ocurriendo, hacer a un lado los sentimientos y preguntarte a ti mismo:

¿Cuál es la razón por la que está ocurriendo esto? ¿Existe algo que pueda hacer para cambiarlo?

De esta forma, te ayudas a tomar conciencia de la situación, entender por qué ocurre y aceptar que, en muchísimas ocasiones de la vida, hay situaciones que no se pueden cambiar y se deben aceptar para poder continuar en paz.

Sentimientos fuertes que te lleven a decir cosas como: ¡esto no me debería estar pasando a mí! O ¡no soporto esta situación!

Solo te llenarán de frustraciones e ira que no te dejarán avanzar.

¿Qué NO es la aceptación radical?

 

Muchas personas piensan que aceptar las cosas es simplemente darse por vencido, no valorarse a sí mismos, permitir abusos o que simplemente te resignas a sufrir. Estas creencias y

sentimientos están muy lejos de ser la aceptación radical.

La realidad es que, aceptar una situación te permite tomar el mando de las decisiones y reflexionar sobre si el problema tiene o no tiene solución. Luchar contra lo que te está pasando solo hará que te quedes sin energías y sufras por mucho tiempo.

La importancia de la aceptación muchas veces radica en saber que aceptar es lo primero que debes hacer para poder comenzar con la resolución del problema; es saber pasar por una situación difícil y afrontarla de la manera más saludable posible.

¿Cómo trabajar la aceptación?

¿Sufriste un despido?

¿Falleció un familiar cercano?

¿Las cosas no te están saliendo de la manera en la que planeaste?

Sí, todas esas situaciones pueden llegar a ser muy dolorosas y frustrantes y la mejor forma de sobrellevarlas es practicando las habilidades de la aceptación radical, pero, ¿cómo hacerlo?

1. Aceptar sin resistencia

Cuando te ves abatido por una situación en particular y le agregas resistencia, lo único que obtendrás será más dolor y sufrimiento, el cual en muchas ocasiones puede volverse crónico.

Si haces el ejercicio de la aceptación radical puedes evitar o minimizar estos sentimientos y tu sanación será mucho más rápida y efectiva.

2. Reconoce tu situación

Reconocer que tu situación existe te ayudará a no permanecer en negación y, a partir de allí, podrás tomar las decisiones necesarias para cambiar la situación si se puede o dejarla ir si no es posible solucionarla.

3. Toma conciencia de cuando estás juzgando negativamente

Para este ejercicio de aceptación radical es necesario que tengas un bloc de notas y plasmes allí los momentos del día en los que tuviste pensamientos críticos negativos.

De esta forma te estarás ayudando a ti mismo a reconocer cuándo y por qué te has sentido de esa manera.

4. No te resistas a la realidad

Es necesario que sepas reconocer cuándo estás en negación ante cualquier situación. Si te sientes irritado, si piensas mucho en eso como “lo que debería haber pasado” o si intentas controlar el comportamiento de otras personas.

Así, podrás descubrir el patrón de comportamiento que llevas en tu día a día.

5. Practica en la forma en la que actuarías si no te resistieras a los hechos

De nuevo necesitarás tener a la mano tu bloc de notas y plasmar allí qué es lo que no estás aceptando y cómo quisieras actuar para poder aceptarlo. Luego, pon en práctica lo que tú mismo has escrito.

6. No cedas ante los impulsos

Si sabes que lo que estás a punto de hacer es una acción destructiva, acéptala, pero no caigas en el impulso. Así estarás practicando ser racional y consciente.

Es necesario que sepas que la aceptación es una decisión que tomamos todos los días, todas las personas y en muchísimas circunstancias a lo largo del día.

Cada persona tiene su forma de aceptar las cosas y la mejor forma de saber cómo hacerlo de una manera que no nos perjudique en el camino, es buscando ayuda profesional.

La aceptación radical de todo solo puede ser posible si tienes las herramientas necesarias y dedicas tiempo a la reflexión de tus decisiones, tus posturas y tus fortalezas y debilidades.

Si andas en busca de estas herramientas, no dudes en agendar una cita conmigo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *