Procrastinación al emprender

7 técnicas para vencer la procrastinación al emprender

La procrastinación y el emprendimiento son dos actividades que deben ir en direcciones opuestas para poder realmente lograr un objetivo. Se dice fácil, pero no lo es, ya que todos procrastinamos en mayor o menor medida a lo largo de nuestras vidas, por ese motivo, hoy te voy a dar las técnicas infalibles para vencer la procrastinación al emprender.

Aunque no lo creas o no lo veas de esa forma, ya has dado el primer paso para vencer la procrastinación en tu vida y es el hecho de emprender. Con esa decisión que has tomado, te estás diciendo a ti mismo: “ok, es momento de dar un paso adelante y convertir esa idea de negocio en algo rentable”.

Y eso, para que lo sepas, es de personas valientes. Sin embargo, el camino no es fácil y aunque te apasione mucho lo que estás haciendo, las dificultades pueden llegar a ser tan abrumadoras que quizás te sumerjas en un abismo de procrastinación.

Una vez que empiezas a dejar para mañana lo que puedes hacer hoy, comienzas a alejarte de tu objetivo.

Si quieres conocer más sobre que es la procrastinación y como vencerla, te dejo dos lecturas relacionadas:

Qué es y como vencer la procrastinación: guía de 5 pasos para alcanzar la productividad en tus metas

Guía de motivación: 10 técnicas para mantenerse motivado

Las mejores 7 técnicas para vencer la procrastinación al emprender

1. Organiza tus días

Una excelente técnica para evitar la procrastinación es saber lo que vas hacer. En muchas ocasiones, tener que decidir entre una tarea y otra nos genera estrés y mucha ansiedad y al final, no terminamos haciendo ninguna.

Por ese motivo, al finalizar tu día organiza las tareas que deberás realizar al día siguiente. Te recomiendo que no hagas una lista mental, hazla de manera física, ya sea escribiéndolo en un papel o en tu teléfono.

No sobrecargues la lista, piensa de manera racional y fíjate en el tiempo que dispondrás para hacer cada tarea.

2. Divide las actividades grandes en tareas pequeñas

Cuando una actividad nos parece muy complicada y que nos llevará mucho tiempo, preferimos posponerla y hacer otra menos importante que nos genere satisfacción.

Por eso, es mejor que dividas esa actividad grande en tareas más pequeñas que te ayuden a avanzar. Pueden ser dos o tres tareas pequeñas por día, ya verás que, sin darte cuenta, habrás avanzado un montón si lo haces de esta manera.

3. Supera la barrera de comenzar

Para esto tendrás que despojarte de todas las distracciones, ya sea la televisión, las redes sociales, Netflix, etc.

Comenzar, sin pensarlo mucho, es una de las formas infalibles para dejar de procrastinar.

Hay un pequeño truco de “psico-geografía” que me gusta aplicar. En lugar de decidir si harás la tarea estando tirado en el sofá, mejor reflexiona sobre ella estando sentado en la computadora con el programa de Microsoft Word abierto.

Lo mismo para ejercicio, en lugar de tomar la decisión estando en la cama, decídelo estando de pie frente a la ropa del gimnasio.

Otro pequeño truco para romper la inercia es preguntarte ¿qué haría la persona que más admiras en este momento? Esa pregunta te pone en contacto con lo que realmente importa y aumenta la probabilidad de que inicies tus trabajos.

4. Encuentra un ambiente de trabajo que te agrade

Es necesario que encuentres un espacio de trabajo donde te sientas inspirado, que tenga una influencia positiva en ti y, lo más importante, que establezcas que ese es tu lugar de trabajo.

Apenas lo pises, debes saber que allí lo único que harás será ser productivo y avanzar en tus proyectos; debe ser un lugar bien iluminado y sin distracciones a tu alrededor.

5. Monitorea tu progreso

Esta es la única manera en la que puedes darte cuenta de que de verdad lo estás logrando. Una forma genial de hacerlo es teniendo un diario donde escribas todos los días si hiciste las actividades que te planteaste.

También puedes escribir alguna reflexión sobre el día, lo nuevo que has aprendido y qué debes mejorar.

Sentir que no estamos avanzando nos lleva a procrastinar. Por eso, no lo pienses y hazlo, crea un hábito.

6. Encuentra tu estrategia productiva

Clasificar tus tareas por prioridad, trabajar durante periodos cortos de tiempo, tomarte descansos entre tareas, agendar con alguien más para trabajar… Entre muchísimas estrategias más.

Explora varias estrategias y mira con cuál eres mucho más productivo. Puede ser la combinación de varias y hasta puedes crear tu estrategia personal.

7. No dejes por fuera ni un día de organización

Sí, para ser realmente productivo y poder vencer la procrastinación al emprender, debes organizar todos tus días. Levantarse por la mañana sin tener un objetivo claro solamente hará que sigas dejando para después esas actividades que debes hacer.

Organiza tu día como mejor te parezca, puede ser por tareas, por proyectos o por horas, pero no dejes ni un día por fuera y siempre define tu tiempo.

Se podría decir que emprender es uno de los retos más difíciles de la vida, pero hacer que esa idea prospere de manera exitosa es totalmente posible.

Si tu objetivo es emprender o ya lo has hecho y últimamente lo único que haces es procrastinar, necesitas ya mismo romper esa cadena y pasar a la acción para dejar esos malos hábitos atrás.

El camino será cuesta arriba muchas veces, pero todo dependerá de tu disciplina y pasión por lograrlo. Si sientes que ya no puedes más, entonces es momento de buscar ayuda. (Si sientes que es así, te aconsejo leer: La pereza no existe)

Puede ser de una persona que sepas que ya haya pasado por esto o ayuda psicoterapéutica. En muchas ocasiones, solo un profesional es capaz de hacernos ver lo que realmente nos está estancando y una vez tengamos esa claridad, nos dará todas las herramientas efectivas para dejar atrás la procrastinación y poder avanzar.

¿Acaso no suena genial? Si estás decidido, agenda una cita conmigo, te aseguro que entenderás de una vez por todas qué te está ocurriendo y podrás vencerlo.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *